LOS 10 ALIMENTOS MÁS RAROS DE MÉXICO

Todos en algún momento nos ha gustado algún platillo raro, es por esa razón que como si se tratase del mismísimo Timón y Pumba vamos a pasarte una lista de algunos de los alimentos más viscosos pero sabrosos, que te puedes encontrar dentro de México.

 

  1. Huitlacoche: No por nada era un alimento sagrado para los Tlatoanis y es que este hongo es tan abundante que puede afectar al maíz, casi en cualquier parte que se llegue a sembrar. Es chistoso que en otros países sea considerado como una plaga, pero en nuestro país ya saben que le encontramos sabor hasta lo más extraño. Nada como unas ricas quesadillas con Huitlacoche.
  2. Acociles: Apoco no se les antojo un platito de acociles con su chilito picado y una salsa valentina (de la negra para que pique sabroso). Pues este manjar son pequeños camaroncitos que regularmente se comen fritos y sin quitar ninguna de sus partes. Son muy comunes en algunas partes del Estado de México y créanme es todo un deleite el degustarlos.
  3. Gusano de Maguey: Esta larva aunque no lo crean y piensen que es de lo más común, es un prestigiado y codiciado platillo dentro de la gastronomía mundial, ya que se obtiene en el centro del maguey después de las épocas de lluvia. El extraer 3 de estos gusanos ocasiona que el maguey ya no sirva. Por lo que si tienen el placer de probarlos, deben de sentirse afortunados.
  4. Jumiles: Este pequeñín insecto se come por lo regular en el estado de Guerrero, y va acompañado en la mayoría de sus platillos típicos ya que le da un sabor diferente a cada uno, o si los prefieres solos te los puedes comer en un rico taco con sal y limón.
  5. Chapulines: Otro de mis favoritos, ¡Crujientes y sabrosos!, estos bichitos saltarines hasta solitos con un poco de salsa, limón y sal son una delicia, pero si quieres ser mas gourmet te recomiendo que los pruebes en una gigantesca tlayuda oaxaqueña.
  6. Pejelagarto: Lo más curioso de este platillo es que se trata de un animal el cual existe desde la prehistoria, por lo que le da su toque histórico y al mismo tiempo lo puedes saborear como si se tratase de una rica mojarra al mojo de ajo en empanadas.
  7. Cuetlas: Estas larvas de mariposa por lo general se preparan en el estado de Puebla y crecen en las plantas de Chía. La recolectan los lugareños para prepararlas con una salsa bien picosa o guacamole.
  8. Escamoles: Este platillo es pura proteína, ya que se trata de los huevecillos de una hormiga y así como el gusano de maguey es uno de esos manjares codiciados por la gastronomía mundial. Su sabor es muy peculiar y por lo regular se acompaña con mantequilla, cebolla y muchísimo ajo para que agarre sazón. Solo ten cuidado de no comerte una hormiga porque esas si raspan.
  9. Chicatana: También se les dice “Hormigas Voladoras”, el proceso para atrapar a estos pequeñines es un poco complicado ya que son originarios de Oaxaca y solamente salen en temporada de lluvias a buscar un lugar más cálido, por lo general se acompañan como botana, pero pueden molerse en un molcajete y se pueden condimentar con ajo, sal y chile.
  10. Iguana: Principalmente se consume en el estado chiapaneco y tiene un valor nutritivo que créeme es mejor que andar tomándote tu licuado de Herbalife. Se puede cocinar con cebollas, una hojita de laurel, orégano, tomillo, achiote, nopalitos y chiles jalapeños.

 

¿Qué tal? Pues estos solo son algunos, pero depende de ti el viajar y aventurarte a probar toda la variedad gastronómica que reside en nuestro país.

 

alimentos raros mexico descuentos viajes